martes, 29 de noviembre de 2011

El ciclo cambia para la vieja dama.

Son ya muchos años los que pasan desde que concluyó mi etapa colegial, demasiados diría yo. Años que han pasado como rayos a mis espaldas pero que no han conseguido borrar de mi mente aquellos partidos de patio de  colegio en los cuales portaba orgullosamente la camiseta de la Juventus de Turín en un inútil intento de emular al gran Roberto Baggio, intento fallido a todas luces como podréis imaginar. Sus rayas negras y blancas, la publicidad de Danone, esas por entonces enigmáticas estrellas sobre el escudo ... no se me ocurría mejor vestimenta para disfrutar de  aquellos partidillos colegiales que tanto se echan de menos.

Y es que siempre me sentí atraído por la “Vecchia Signora” como aficionado, desconozco el motivo. No sabría decir si es por su historia, por los jugadores que militaron en sus filas o por la belleza de su zamarra que tan dignamente portaba, el caso es que la” Juve” siempre estuvo en mis pensamientos futboleros. Curiosamente el  juego de este histórico club nunca se ha caracterizó por una plasticidad extrema que pudiera atrapar a extraños como yo , sin embargo,   no existe otro club en Italia que haya contado con tan fantásticos “trequartistas” como este. En estas últimas décadas los “bianconeri” han conseguido enlazar en el tiempo a mediapuntas tan enormes como  Platini, Roberto Baggio, Alex del Piero o  el irrepetible Zinedine Zidane. Es muy posible que esta irrepetible sucesión de jugones tenga mucho que ver con mi irrazonada   atracción por este centenario equipo.

























El cambio de siglo, la salida del gran Zidane del equipo y la falta de relevo para el gran Del Piero fueron apartando a la Juve de los primeros escalones del fútbol italiano y europeo. Males que se multiplicaron por mil con el descenso del equipo a  “serie B”  arrastrado por uno de los mayores escándalos   que se recuerdan en el fútbol italiano. Desde el fatídico “Moggigate” ,en la “Vecchia Signora” todo han sido tumbos y tiros al aire. Ni Ferrara ni Del Neri supieron dar con la tecla del cambio de tendencia en un equipo que seguía arrastrando la falta absoluta de talento y  la decrepitud de su otrora  máxima estrella, Alessandro del Piero .

Sin embargo, la cercanía a ese 2012 del que los mayas nos auguran como final de lo conocido está resultando fantástica para el equipo juventino. Nuevo estadio, nuevo míster con “ADN Juve” y de nuevo talento para el centro del campo, un cambio de look que ha devuelto al equipo las laureado de Italia a lo más alto de la “Serie A”.

De la mano de Antonio Conte, aquel poco estético centrocampista que se dejaba la piel en Dell’Alpi allá por los noventa, el "equipo de Italia" no ha parado de crecer. Antonio ha sabido ensamblar como si de un milimétrico puzzle  se tratara  jugadores recién llegados como Pirlo o Vidal con lo que ya existente ,obteniendo un equipo con garra, carácter y no exento de técnica.

























Su primaria apuesta por el 4-4-2  con Pirlo y Marchisio detrás de Pepe, Vucinic, Matri y Krasic se ha transformado en un 4-3-3  con Vidal, Pirlo y Marchisio por detrás de Pepe, Matri y Vucinic que no para de dar buenos resultados. Este once tipo  tan italiano, ocho de los  jugadores del once son internacionales con Prandelli,   presiona muy arriba ,es rápido y tiene el  carácter que su entrenador mostraba sobre el terreno de juego antaño. Aunque lejos del nivel de equipos predominantes en Europa como Barcelona y Real Madrid, el equipo blanquinegro comienza a dar  el mínimo nivel requerido  para poder pelear por el Scudetto, experiencia que no vivía esta mítica institución desde hace lustros.

Tras su dolorosa travesía por el desierto,  la “Fidanzata d'Italia” transita imbatida y  líder de la “serie A”  a lomos del talento de jugadores como Pirlo, Marcchisio o Vidal y del espíritu indomable  de su entrenador. Tras cuatro victorias consecutivas, esta nueva Juve   tiene otro importantísimo examen  está noche en San Paolo donde se las verá  con un Nápoles que está acusando en el campeonato doméstico su brillante actividad europea . Si los de Conte sacan una nueva victoria de tan complicado escenario, el cambio de ciclo en el mejor club italiano del siglo XX estaría muchísimo más cerca.

GOL12




2 comentarios:

Buen artículo. A mí la Juve me gustaba mucho antes, en la época de Zizou, un equipazo, y luego más tarde en la época de los Trezeguet, Del Piero, Nedved, Camoranesi...otro equipazo. Pero después del Moggigate, pues me dejó de motivar ver a la Juve y ahora me da pereza volver a verlos, aunque es de admirar que vuelvan a estar arriba con un estilo que no deja de ser italiano, pero con más proyección arriba... espero que sigan por su bien ahí arriba durante todo el año porque sino ese proyecto tan grande que querían hacer... tendrá poca credibilidad.

Poco a poco va saliendo del pozo en el que estaba. La Juve me ha sorprendido esta temporada,proponiendo un juego de toque desde su porteria, con presión adelantada y bastante velocidad en sus acciones.Esta noche en San Paolo no es que haya jugado demasiado bien pero ha dado una leccion de caracter sacando un empate a 3 cuando todo estaba perdido. A esta Juve la veo peleando por el título. Gracias por el comentario.

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More